Tarjetas virtuales: Las mejores tarjetas para compras online

[divider] [row] [col span__sm=»12″] Internet y las nuevas tecnologías nos brindan grandes comodidades y han conseguido cambiar paulatinamente tanto la forma de relacionarnos como nuestros hábitos de consumo. En el sector de los pagos, un claro ejemplo de estos cambios es el que ha vivido la tarjeta. Hoy por hoy, las tarjetas virtuales son las mejores tarjetas para compras online. Si todavía no tienes la tuya, al final del post te contamos cómo conseguir una tarjeta Bitsa virtual de manera gratuita. [divider] La tarjeta se posicionó rápidamente como uno de los métodos de pago preferidos por los usuarios. Su comodidad y usabilidad fueron sus puntos fuertes. Las entidades bancarias comenzaron a ofrecer tarjetas a sus usuarios con las que poder gestionar el dinero que depositaban en sus cuentas.  [divider] Sin embargo, en un mundo cada vez más digitalizado, muchos usuarios desconfían de compartir los datos de su tarjeta principal a la hora de hacer cualquier tipo de gestión en Internet. Y no es para menos. [divider] Son muchas las amenazas que existen en la red, incluso cuando seguimos todos los consejos para identificar un comercio electrónico fiable. Así pues, es importante dar con soluciones que sepan proteger nuestro dinero, especialmente cuando hacemos uso de Internet. [divider] [row_inner h_align=»center»] [col_inner span=»9″ span__sm=»12″] [ux_image id=»6099″] [/col_inner] [/row_inner] [divider] En este sentido, las numerosas ventajas de tener una tarjeta de prepago sin cuenta bancaria han provocado el auge de métodos de pago que escapan a las tradicionales instituciones financieras, al mismo tiempo que dotan al usuario de un mayor control de sus propios fondos.  [divider] Y dando un paso más en la trayectoria de cambios que las tarjetas han experimentado en los últimos años, es importante hacer mención a la irrupción de las tarjetas virtuales. [divider] [/col] [/row] [row] [col span__sm=»12″]

Crece el interés por las tarjetas virtuales para comprar por Internet

[divider] En lo que respecta a estas tarjetas, son un método de pago que aporta una tranquilidad extra a la hora de realizar todo tipo de gestiones online. De entre las varias ventajas de la tarjeta virtual, destaca – en primer lugar- la seguridad que ofrecen.  [divider] Poco a poco el mundo va descubriendo el potencial de estas tarjetas y el interés por este método de pago va en aumento. [divider] Según Google, el término de búsqueda “Virtual Card” va en aumento con el paso del tiempo. Concretamente se puede observar como, en los últimos cinco años, a nivel mundial el interés por las tarjetas virtuales ha crecido de manera consolidada [divider] [row_inner h_align=»center»] [col_inner span=»9″ span__sm=»12″] [ux_image id=»6103″]

Fuente: Google Trends

[/col_inner] [/row_inner] [divider] Cabe hacer especial mención al notable crecimiento que aprecia en el gráfico (línea roja), que se corresponde al mes de marzo de 2020. [divider] La crisis mundial sanitaria del COVID19 ha sido un contexto propicio para este sector; la popularidad de las tarjetas virtuales para las compras online se ha disparado. [divider] En la etapa de confinamiento, el consumo de Internet se disparó a niveles históricos, crecieron las ventas online y, en consecuencia, también aumentó el número de ataques y estafas cibernéticas. De este modo, muchos usuarios aprovecharon dicho momento para comprobar de primera mano los beneficios de las tarjetas virtuales recargables. [divider] A día de hoy, las tarjetas virtuales ya se han convertido en un método de pago a través de Internet muy aceptado y recomendado por los usuarios. [divider] [/col] [/row] [row] [col span__sm=»12″]

Cómo conseguir una tarjeta virtual para compras online

[divider] Recargar únicamente la cantidad de dinero que deseas gastar para asegurarte de no comprar de manera compulsiva, evitar fraudes y ponérselo difícil a los ciberatacantes al no tener forma de acceder a todos tus ahorros, realizar todo tipo de trámites cómodamente desde tu teléfono móvil… ¿Por qué motivo todavía no tienes una tarjeta virtual? [divider] Si de verdad quieres contar con estas comodidades que acabamos de mencionar, es importante que busques aquellas tarjetas virtuales no vinculadas a bancos/ sin cuentas bancarias. Así te aseguras de no firmar cláusulas restrictivas o permanencias eternas y de evitar todo tipo de vinculación con tus fondos.  [divider] En el caso de Bitsa Card, conseguir una tarjeta virtual es tan sencillo como: [divider] [row_inner] [col_inner span=»6″ span__sm=»12″] [ux_image id=»5940″ width=»90″] [/col_inner] [col_inner span=»6″ span__sm=»12″] 1º Descargar la app de Bitsa:

2º Registrar tu usuario y verificar tu identidad. 3º Disfrutar de la tarjeta virtual gratuita Bitsa que tendrás de manera automática por formar parte de la comunidad Bitsa.  Fácil, ¿verdad?  Si lo deseas, también puedes solicitar tu tarjeta prepago Bitsa física para tus compras en el “mundo offline”. [/col_inner] [/row_inner] [/col] [/row] [divider] Para acceder a los datos, controlar tus movimientos, realizar recargas y demás gestiones, basta con abrir la app de Bitsa o desde tu propio ordenador gracias al dashboard de Bitsa Card. [divider] [row h_align=»center»] [col span=»9″ span__sm=»12″] [ux_image id=»6107″] [/col] [/row] [divider] Como has podido comprobar, la popularidad de estos métodos de pago es cada vez mayor. La facilidad y la comodidad de las tarjetas virtuales para compras online hacen evidente el crecimiento del interés por las tarjetas virtuales vivido en las últimos tiempos. Ahora que ya sabes cómo conseguir una, te esperamos en la familia Bitsa con los brazos abiertos y con novedades muy interesantes a la vuelta de la esquina. [divider] [section padding=»0px» height=»0px» margin=»0px»] [row h_align=»center»] [col span__sm=»12″ align=»center»] [divider margin=»2.2em»] [divider width=»150px» color=»rgb(255, 173, 0)»]

No te pierdas…

[row_inner style=»collapse» h_align=»center»] [col_inner span=»9″ span__sm=»10″ span__md=»11″] [divider width=»150px» color=»rgb(255, 173, 0)»] [divider margin=»2.6em»] [blog_posts style=»normal» type=»row» columns=»2″ columns__sm=»1″ columns__md=»2″ depth=»4″ ids=»5703,5514″ show_date=»false» excerpt=»false» image_height=»56.25%»] [/col_inner] [/row_inner] [divider height=»250px» margin=»-5.9em»] [/col] [/row] [/section]